Ilustración: El Topo Ilustrado

“Nunca vuelve el viajero: quien viaja, cambia”

“Si va de viaje, déjese a sí mismo. Le será inútil”  (Juan Filloy) *

En estos momentos me siento total y completamente vulnerable, ya no sé si me sirvo. Me siento ciega, e ignorante. No sé leer, ni escribir, ni hablar, ni comprendo los signos. No siento que me sirva nada de lo que soy, ni de lo que sé.

Por estos días todo pareciera conectarse con una única cosa: India. Mi próximo viaje, está casi en puerta, y entre las vacunas, los intentos frustrado de hacer itinerarios y las cosas por acomodar en este tiempo, trato también de prepararme mentalmente. Me es curioso, pero no estoy tan ansiosa, ni nerviosa como en mi último viaje al exterior hace ya 3 años, y eso que esa vez sí tenía un itinerario planeado, viajaba acompañada, y por mucho menos tiempo. Sin embargo, los NO-nervios de hoy, no impiden que me sienta completamente vulnerable.

Viajo en tren a La Plata, me pierdo en las páginas del libro de turno, la autora relata su viaje en tren hacia Mumbai: empujones, demoras incomprensibles, esperas interminables, malos olores, ratas, gente orinando en los alrededores y vendedores ambulantes por doquier. A pesar de que las líneas intentan transmitir extrañeza por lo acontecimientos relatados, a mí no me sorprenden, no tengo más que levantar la vista para observar un panorama muy similar a mi alrededor. Sin embargo no puedo dejar de sentirme vulnerable….¿Cómo ocultar mi rostro pálido y los cabellos rubios? En estos momentos es que preferiría tener un aspecto más “universal”. No reniego de mí, pero simplemente no sé cómo voy a tener que comportarme. Todo lo aprendido en mi país no me sirve, tengo que hacer borrón y cuenta nueva. No sirve que hasta incluso haya aprendido a dormir en la calle, o a saber cuándo y porqué estar alerta, cómo en ciertas ocasiones fingir las palabras o cómo camuflarme con la vestimenta y con las miradas…Acá sé cómo hacerlo, sé como mezclarme con la gente de la calle, allá, no…Es que no quiero que me vean como a una turista que viaja a la India para ver miserias, o porque se cree que puede ayudar haciendo algunos días un voluntariado en algún lugar “carenciado”, sólo porque cree que tiene más que el otro, yo no sé si tengo más que alguien…que sé yo….ni siquiera sé aun a qué voy, pero detestaría sentirme así…

Tengo que dejar todo, todo lo que sé, todo lo que soy, nada me es útil allá. No sé tampoco quién volverá, porque yo ya estoy dejándome, liberándome, despojándome de mí…Nunca antes había experimentado esta sensación de desapego total…Tal vez por eso no sienta nervios, ni ansias…es como si todo fuera así simplemente porque tiene que serlo…

—————————————————————————————————————————————————————–

*¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

*¿Querés leer más Veo Veos? Los podés encontrar acá:

Una Argntina en Panamá – Somos como viajamos Por las Rutas del MundoCaminando por el GloboHey Hey WorldBatmanesPlan B ViajeroRumbeando por AhíCuerpo-SentidoPisada CreativaThe Indie Trendy – Una Argentina por el Mundo –

—————————————————————————————————————————————————————–

*La frase es de Juan Filloy, yo la tomé leí en: Caminos Invisibles, de Juan Villarino y Laura Lazzarino.

Veo Veo: Despojándome de mí…(reflexiones previas a un viaje)
Tagged on:                                     

35 thoughts on “Veo Veo: Despojándome de mí…(reflexiones previas a un viaje)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>